La Reunión

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Reunión

Mensaje por Eoh el Dom Mar 31, 2013 10:07 am

En la legendaria ciudad bárbara, el joven llamado por muchos el "Último Príncipe de Hielo" llega seguido de un par de guardianes, ambos algo parecidos: altos, de cabellos rubios despeinados, con lanzas y espadas. Ambos iban a la espalda de Eoh, quien caminaba con una capa de piel y su armadura y espada equipadas. Las botas de este romían ramas y hojas al caminar, haciendo su majestuosa caminata un tanto ruidosa. Pero no importaba, pues no era ningún rey para ir mostrando majestuosidad. Iba a Thardreïm con un solo objetivo: presentarse frente a los líderes de las otras tribus para proponer una idea que nadie había osado intentar hace ya muchos años. La ciudad se alzaba y brillaba a sus ojos en la oscuridad de la noche y en el centro de esta, la gente se reunia, tomaba haciendo, se subía a árboles y casas ajenas para tener una mejor vista. En el centro de tal congrecación, había una pira enorme y ardiente, tan grande como cualquier hombre libre y tan brillante como las estrellas de la bóveda celeste. Alrededor, estaban los jefes de cada tribu y sus guardias, los cuales variaban en número según cada jefe.

La gente se apartó al ver llegar al legendario "príncipe" y una vez este estuvo en el centro, mostró con un saludo sus respetos a cada jefe.

-Has llegado, Eoh, Hijo de Theiwas.- Dijo un hombre enorme y corpulento.

Dagaz el Estrangulador le llamaban. Eran tan grande como un oso y casi igual de peludo. Su cabello negro resaltaba entre la mayoría de cabezas rubias y rojas que había en el pueblo. Pero era imponente. Se decía que era tan fuerte que una vez fue al campo de batalla desarmado, estrangulando a cada enemigo que se le cruzaba, y que una vez estaban muertos, les sacaba una oreja con los dientes y lanzaba su cuerpo a sus compañeros. Solo vestía un cinturón de metal y pantalones y botas de piel. Y para terminar, era el único jefe que había venido solo, sin guardias ni protección.

-Es un honor que seas el primero en saludarme, Gran Dagaz.- Dijo haciendo leve reverencia con la cabeza... -Gebo, Dagr, pueden retirarse.- Dijo Eoh a sus acompañantes con tono homogéneo. Ambos guerreros se miraron un segundo y obedecieron, dejando a Eoh solo frente a tal reunion. estaban todos.. los 17 jefes de las tribus del sur del Valle y todos desarmados, como era la costumbre. Eoh comenzó a caminar, hasta que la luz de la hoguera le daba un tono rojizo a sus cabellos dorados y calentaba su rostro, alejando el frio de la noche de su ser.

-¡¡Grandes jefes y maestros del valle!! ¡¡Vengo ante ustedes con una gran propuesta!!.- Dijo en voz muy alta para que todos le escucharan bien... -Muchos años han pasado, mucho tiempo hemos sufrido las injusticias de aquellos demonios que se hacen llamar "señores" del Valle. ¡¡Y YO DIGO YA BASTA!!.- Se escuchó a más de un hombre vitorear.... -¡¡Esas tierras pertenecen a nuestros dioses!! ¡¡Y A NUESTROS HIJOS POR DERECHO!! Por eso, os vengo a pedir una cosa: ¡¡RETOMEMOS LO QUE NOS CORRESPONDE!! LO QUE ESTÁ EN NUESTRA SANGRE Y MEMORIA Y NOS FUE ARREBATADO!!.- La gente comenzaba a airearse, a alzar algunas copas incluso... -Y os pido señores esta audiencia para que considereis volver a los tiempos de Ragnar... volver a tomar lo que siempre fue nuestro. ¿Que me decís, señores del frío?.- Dijo con un tono que inspiraba valor y respeto, como si le hablase a sus hombres antes de una batalla. La gente se miraba y susurraba. Eoh esperaba la respuesta de alguno de los señores.
avatar
Eoh

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Creador el Dom Mar 31, 2013 10:49 am

Thardrëim era la ciudad de los piratas, los norteños la temían y respetaban por igual aunque muy pocos de ellos la habían visto y por ello la realidad y el mito se confundían a la hora de hablar de un lugar que tan solo era conocido por las historias que allí se contaban.

Realmente aquella ciudad, si se podía llamar como tal, era un conjunto de casas mal organizadas, de madera, que giraban en torno a un puerto de gran tamaño, situado en un hermoso fiordo, y de una gran casa central, donde se reunían los jefes clánicos pues, Thardrëim, no tenía un solo señor sino muchos que, por conveniencia y diálogo y pactaron no levantar las armas en aquella tierra ¿Los motivos? Un druida o estudioso de las leyes podría contarlo...

-¿Cuantas jefes tiene el sur?- una voz, femenina pero poderosa, irrumpió en mitad de la sala, haciendo que todos los hombres callaran como viles putas al escucharla- En los tiempos de Ragmar era fácil contarlos... Solo había uno.

Una mujer, no muy alta pero bastante atlética, entró en el gran salón de reunión, un lugar sagrado en el que nadie jamás había osado levantar una espada. Portaba un par de espadas bastardas y una apretada armadura de cuero que realzaba tanto su figura como sus senos y, a decir verdad, era difícil no mirarla pues su belleza era bien conocida entre las gentes paganas. Su pelo, rojo como el fuego, impresionaba incluso entre unas gentes acostumbradas a esos cabellos, por su brillo y por sus extraños bucles que caían como una cascada sobre sus hombros. Por sus labios, finos y delicados, mas de un hombre había perdido la cordura y por sus profundos ojos verdes muchos otros se habían perdido en su interior, intentando desentrañar sus misterios.

-Y supongo que tu nos harías el gran honor de liderarnos... ¿O te podrá ahora la modestia? - sus palabras eran tan heladas como las lanzas de hielo de los gigantes y caminaba para tomar asiento, en un puesto privilegiado junto al gran fuego de los jefes pues era la Hija del Mar, Alda. Era una mujer poderosa en Thardrëim pues era la jefa de la mayor flota que había entre los bárbaros pero su poder en las montañas eras prácticamente inexistente.

Los otros señores se mantenían en silencio, atentos a la respuesta del recién llegado y muchos de ellos sonreían ante la situación.

Spoiler:
avatar
Creador
Admin

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 18/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Eoh el Lun Abr 01, 2013 10:35 am

Eoh quedó tan callado como los demás, tanto por respeto como por la refulgiente belleza demostrada por aquella mujer. El poder y la belleza nunca habían estado tan unidos en un solo cuerpo...

-Solo historias he escuchado, pero me alegra que los rumores de tu fiereza y tu belleza sean ciertos, Alda Hija Del Mar.- Dijo en un tono sorprendentemente caballeroso, casi antinatural para los bárbaros.

-Pero no seré yo quien los lidere o al menos, puede que no sea yo.- El hombre se acercó a las grandes asientos junto al fuego, reservados para los jefes más poderosos... -No es modestia ni mucho menos, pero pareceis olvidar de donde vengo. Tanto mis dioses como mi gente respetan la fuerza de combate y será la fuerza quien eliga al nuevo líder. Aquel cuyo brazo sea bendecido por Zhol será digno de portar el título que una vez Ragmar ostentó. Y por eso.....- Hizo una pequeña pausa, la gente y los jefes miraban atentamente y escuchaban con cautela. La brillante sala parecía estar cada vez más y más llena y los murmullos hacían que los jefes tuvieses casi que gritar para hacerse escuchar... -Por eso os propongo un torneo. Cuando queraís, como queraís, lo dejo en vuestras manos. Pero será un torneo de fuerza. Es verdad que la guerra no se gana solo con fuerza, pero sin fuerza, nuestra fuerza, no seremos capaces si quiera de mirarles a los ojos. Si aceptais, decidme y haremos un torneo donde participen los 18 jefes aqui presentes, incluyéndome. Pero si no quereis y derrumbais mis esperanzas, pues bien por ustedes... entonces, iré solo si es necesario. Este asunto ya ha sido hablado muchas veces, pero es hora de dejar de hablar. Esa tierra es nuestra y juro que mientras viva, no dejaré de luchar hasta que lo sea de nuevo.- La gente parecía impresionada, pero los jefes... los jefes eran un asunto muy distinto. EL fuego rugía y daba calor a los hombres y mujeres sentados en las sillas mientras Eoh permanecía en el centro. Por un segundo observó directo a los ojos de Alda, pues sabía que ella sería fundamental para todo lo que Eoh intentaba hacer... además, siempre había querido ver aquellos ojos que se decía eran casi de leyenda...
avatar
Eoh

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Creador el Lun Abr 01, 2013 12:41 pm

Un gigante del sur, un líder afamado en aquellas tierras, se alzó y, con un cuerno lleno de hidromiel, se dirigió a Eoh gritando:

-¡Ja! ¿Crees que eres un elegido de los Dioses? ¡Yo Alfrick, hijo de Ulfrick y señor de la tribu de los Svenesck creo que no eres más que un fanfarrón!- aquel era un hombre alto, fuerte, rubio y de grandes hombros, temible antes los ojos de cualquiera que lo observara y que además tenía mucho renombre en el lugar- ¡Solo un gran señor de la guerra puede convocar un Gran Consejo Sagrado! ¡Solo bajo presagios propicios podemos avanzar hacia el norte! ¡Tu no eres mas que un niño con delirios!


Si Eoh decidía enfrentarse a aquel hombre, cosa que él esperaba, tendría que vérselas con alguien que, según contaban, había matado a osos con sus manos, que había roto yelmos de acero con una maza (arrancando la cabeza de esos caballeros de cuajo), con un hombre que era capaz de luchar con una lanza clavada en el pecho (como sus heridas atestiguaban) y con alguien que, en resumidas cuentas, poco se diferenciaba de un berseker salvo porque no consumía las pócimas sagradas (lo cual lo hacía aún mas temible).

-¡Nosotros jamás navegaremos tras vuestros drakkars! - dicho esto, Eoh pudo ver como la mujer pelirroja, con una sonrisa en los labios, se sentaba de nuevo para beber de un cuerno mientras le susurraba algo al oído a uno de sus allegados.

-Una veintena de tribus no pueden conquistar el Valle, solo una podría y los dioses aun no han elegido ese camino para sus hijos- aquella era la voz del druida, el maestro de las leyes y guardián de la tradición. Su voz era suave pero todos al oírle se callaron como muestra de respeto. Era un hombre anciano, encorvado, de mirada cegada y manos huesudas... Caminaba despacio y con cierta inseguridad pero un aura de sabiduría lo rodeaba y lo hacía alguien digno de respeto pues todos, hasta Alfrick, bajaron la mirada a su paso, hasta que tomó asiento junto al fuego.

avatar
Creador
Admin

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 18/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Reidar el Lun Abr 01, 2013 2:52 pm

Reidar, al servicio de Alda pero como hombre libre, había estado observando la situación mientras devoraba un trozo de costillar de cordero y mientras bebía de un cuerno de cerveza. Había regresado hacía un par de días de un saqueo en las tierras del Valle, las mas sureñas (y según algunos las más pobres), pero no podía quejarse de los beneficios. Agradecía a los dioses su buena fortuna y esperaba volver pronto a la mar.

La llegada de Eoh lo había cogido por sorpresa ¿Acaso no conocía las costumbres de Thardrëim? Se veía que era uno de esos bárbaros montañeses que no saben que ir al Valle no es tan sencillo como parece: a veces los dioses no bendicen los viajes y hacen que los navíos se estrellen contra las rocas, a veces los caballeros consiguen verlos antes de llegar, a veces las tormentas arrastran a los barcos mar adentro para ser devorados por serpientes gigantes... A veces los dragones devoraban los drakkars de un solo bocado.

Pero... Había algo en Eoh que había llamado la atención de Reidar, algo que no sabía explicar muy bien pero iría a hablar con él, si conseguía salir con vida de aquel entuerto porque, estaba claro, no iría en su ayuda.

_________________


avatar
Reidar

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 31/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Evig snø el Lun Abr 01, 2013 4:11 pm

Evig se sentó junto a su viejo amigo Reidar y se echa hacia atrás la piel de lobo de su cabeza, tras observar el panorama, cogió su cuerno y bebió con tranquilidad, era raro que el joven bárbaro se sobresaltara pues no era su forma de ser, todo aquel griterío le era molesto pero había sido convocado por la propia Alda como representante del pequeño grupo de tierra de su tribu si en algún momento la líder tenía que hablar con los suyos. Las palabras de Eoh le hacían cierta gracia pero le infundían respeto por la causa, el pobre hombre parecía querer un futuro para los suyos.

Tras cortar un pedazo de carne miró a su amigo y le preguntó en voz muy baja, casi como el propio silencio:

- ¿Que opinas? -.

Tal y como había prometido antaño, acompañaría a su amigo allá donde fuera.
avatar
Evig snø

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Eoh el Lun Abr 01, 2013 4:21 pm

Al ver Eoh levantarse a aquel jefe corpulento y a la mujer hablar, su temperamente comenzó a enrojecerse, cosa que cambió inmediatamente a la llegada del druida. Eoh bajó la cabeza en señal de respeto al anciano, pero elevó nuevamente la vista para enfrentarse a aquel hombre-monstruo que se había levantado anteriormente. Un sudor cálido le perlaba la frente y pegaba sus ropas y cabellos lentamente, gracias al calor constante de la pira.

-Basta de formalidades.- Pensó con seguridad. Dio unos pasos adelante y se enfrentó cara a cara con aquel hombre.

-¿Quien ha dicho algo de navegar?.-Dijo, fue casi un susurro, pero tenía un cierto tono venenoso y mordaz que sí parecía bárbaro y no como cortesias fingidas. En ese momento el silencio era sepulcral.

Dichas tales palabras desafiantes, se dio media vuelta para dirigirse al público general.

-¿¡Acaso es esto lo que quereis!? ¿¡Sesiones de cháchara y burdas charlas!?.- Se dirigió a los jefes... -Si quereis dejar que esta fogata sea lo único que caliente vuestros culos flojos, bien por ustedes. PERO NO YO. ¿Que señales quereis? ¿Que se alzen los muertos y los dragones vuelen de nuevo? ¿Que los astros se alineen o que las runas caigan en la posición exacta? Respeto las costumbres tanto como cualquiera, pero no me quedaré de brazos cruzados más tiempo. GENERACIONES HEMOS AGUANTADO. ES SUFICIENTE. Deseo un futuro para mis hijos, uno mejor que el que he recibido y pelearé por él.- Dijo con voz alta y apasionada, casi un grito de guerra. Se dio media vuelta.

-He visto la muerte de cerca. He visto la cara de la oscuridad. Ahora cuando miro a nuestra gente solo veo un pueblo desolado, con frio y hambre, simples ladrones y mercenarios. Pero... ¿qué ven ustedes?.- Dijo casi para si, pues habló muy bajo, pero más de una persona seguro lo había oido.

-Dejad de hablar con quejas y acertijos. Responded de una vez. ¿Vais a actuar como los hombres que dicen ser? ¿O dejareis que el valor que decis tener salga al fin a la luz?.- Palabras duras y frías salieron de su voz, casi tanto como el frío de la noche que los rodeaba. No sentía ira, ni pasión... solo frio. Una cara tranquila dominaba su rostro. Los jefes sabían que Eoh hablaba al fin en serio. Esta reunion se había convocado con el solo propósito de tener una respuesta. O respondían... o se iria solo.
avatar
Eoh

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Creador el Miér Abr 03, 2013 1:28 pm

En un gran salón de fiestas y festejos nadie podría escuchar algo que se dijera casi con la voz de un leve susurro pero, las demás palabras de Eoh, calaron hondo en la mente de muchos de los presentes pero su fama pesaba o, mas bien, la ausencia de esta. Tenía derecho, como cualquier hombre libre, a hablar en público y a elevar sus peticiones aunque de ahí a que fuera escuchado había un trecho bastante grande.

-Iremos al norte, saquearemos la costa y volveremos con grandes riquezas- dijo, el gigante que antes había hablado de forma seria y sin alterarse en esta ocasión-Tu haz lo que te plazca- dicho esto mostró una amplia sonrisa y siguió bebiendo con los suyos, tras girarse sobre su asiento y encararse a la mesa. Poco más había que decir y, ciertamente, todos, poco a poco, fueron siguiendo su ejemplo pues el poco renombre de Eoh hacía que sus palabras no tuvieran crédito alguno.

-Nosotros también saquearemos como todos los años- zanjó Alda, hablando hacia los suyos pero sin preocuparse por que Eoh la escuchara aunque, si lo hacía, tampoco le importaba- Pero como hombres libres podéis hacer lo que queráis aunque cada acto tiene sus consecuencias- aquello, en la voz de una mujer, significaba que actuaran como dictaba la tribu si no querían verse con problemas.

Cada drakkar tenía un capitán y este era el señor de su barco pero no era el dueño de los tripulantes por lo que las relaciones en cada navío era muy complejas y resultaba muy difícil mantener la autoridad. Por otro lado, cada capitán, respondía ante el jefe de la tribu pero este tampoco podía disponer de cada barco a su antojo, debía acordar cierto consenso o convencer a sus capitanes y, de esta forma, se puede observar que la reputación y la palabra, así como la organización, de los bárbaros es completa y muy caótica.

Thardrëim era un puerto pirata, el mayor del mundo y por ello para sus habitantes ir por tierra para atacar al Valle resultaba algo impensable, no pasaba por sus cabezas y no era ni bueno ni malo pues, simplemente, no se planteaba. Para ir por tierra estaban los montañeses que, en resumen, vivían peor que ellos pues tenían que hacer frente a los bastiones fronterizos del sur para cada razzia pero ellos, con sus barcos, podían llegar a cualquier parte y robar y saquear cuando y como quisieran.
avatar
Creador
Admin

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 18/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Reidar el Miér Abr 03, 2013 1:42 pm

Reidar tiró hacia el centro de la mesa un hueso de carne que ya había terminado de devorar... Los bárbaros no comían con platos individuales sino que iban tomando lo que deseaban de un plato central, repartiendo todo entre ellos con justicia y controlando a los glotones con los cuernos y los puños. Su amigo, que también había escuchado a ese tal Eoh, le preguntó sobre la situación y al escuchar a su líder, Alda, el capitán no pudo sino encogerse de hombros y responder:

-Hay que admitir que tiene coraje- dijo haciendo referencia a los cojones que había mostrado enfrentándose de esa manera a los grandes líderes tribales de Thärdreim- pero no con ilusiones y sueños conquistaremos el norte. Aun así me gustaría hablar con él, quizás tiene algo más concreto en mente y no me gustaría desaprovechar una buena oportunidad...

Dicho esto golpeó, con su puño izquierdo, en el hombro a uno de sus hombres, Olaf y con un gesto de su testa le dijo, dirigiendola hacia Eoh:

-Dile al recién llegado, Eoh, que mañana hablaremos con él sobre su plan- obviamente, delante de los grandes jefes, y de Alda más concretamente, no iba a entablar conversación u amistad con aquel individuo- Invítalo a un cuerno por su discurso.

Olaf, un barbudo orondo y bastante perezoso se levantó con desidia y se acercó a Eoh para comunicarle aquellas palabras mientras le entregaba un cuerno repleto de cerveza. Vestía, como era común en aquellas tierras, con pieles y decoraba su larga barba rubia con trenzas y anillos. Obviamente si Evig tenía algo que añadir lo escucharía atentamente...

_________________


avatar
Reidar

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 31/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Tarja Turunen el Miér Abr 03, 2013 2:21 pm

El día había llegado los rumores en las demás tribus corrían como el viento hasta los oídos de la rubia habían llegado y allí iría ella... Junto a sus tres hombres de más confianza, Gannicus antiguo y legendario guerrero de la tribu Turûnen, Saxa hermana y fiel seguidora de Tarja y por último el afamado e indestructible Agron.
Allí en las montañas del sur se habían estado preparando para emprender el viaje hacía Thärdreim ciudad que vio nacer a la joven y donde se encontraban concentrados la mayoría de los bárbaros. Con una gran capa cubierta de cuero descendió de las nevadas montañas junto a sus hombres hasta que alcanzó a ver la ciudad en ese instante su corazón se incendio ella tenía un propósito desde hace tiempo y ahora se había presentado la ocasión de cerrarlo.

¡Hoy verán a los hermanos juntos! - Gritó en medio de la nada aún a las afueras de la ciudad. - ¡Se acabó el sufrimiento y la muerte de los nuestros! ¡Ya no seremos perseguidos y masacrados como ellos quieren! - Siguió con lo suyo, mientras los suyos alzaban los brazos en señal de apoyo. -¡POR LA GLORIA! - Gritó Agron seguido por Saxa, sin embargo Gannicus seguía callado ¿Qué era eso de la Gloria? Jamás la habían conocido siempre habían sido tratados como perros y ahora ¿Iba a ser distintos? Solo por que Tarja así lo pensase ¿Será diferente?

Las dudas inundaron la cabeza del guerrero y ella lo notaba sabía que algo extraño le sucedía al rubio sin embargo prefirió estar callada respecto a él. -¡Partamos hacía Thärdreim tenemos demasiado que hablar! - Ordenó penetrando la ciudad hasta buscar una reunión o al menos eso había escuchado ella ¿Era una mentira todo? Algo que se preguntó al estar ya dentro del corazón de la bestia sin embargo no era una mentira había logrado divisar a un reducido grupo de personas reunidas hablando sobre un consejo ¿Quien había osado hacer tal cosa?

Se encontraban reunidos al parecer en el salon de festejos típico lugar en el que muchas veces vio a su padre dar algún que otro discurso tras pasadas victorias...
Poco después de lo acontecido allí en el Salón irrumpieron cuatro personas, entre ellos tres rubios y uno de pelo moreno. -Al parecer era cierto, aquí están todos reunidos. - Mostrando una gran sonrisa abrió los brazos a los lados para dejarlos caer y apoyarlos en la cintura, se trataba de Tarja de la tribu Turûnen, una mujer de metro setenta rubia, de ojos azules, una tez pálida y a su vez manchada por la suciedad parcialmente.

¡Tengo algo que contar! - Vociferó esperando reacciones aunque realmente ella hablaría de todas formas aunque ellos no quisiesen. - ¡Se trata de las Montañas del Sur. Se han divisado pequeñas escaramuzas contra los nuestros, mi pueblo reclama venganza sin embargo yo estoy aquí para exigir la unión de los mismos y así conseguir que el Valle tiemble ante nuestro avance. Separados no somos nadie, sin embargo unidos somos una fuerza de combate prácticamente imparable ni por los mismísimos dioses!

Ofrezcamos a nuestros antepasados el honor que merecieron y por todo aquello que lucharon, para todos aquellos que no me conozcan soy Tarja, hija de Serj Turûnen, quizás pocos habéis conocido de él, pero sin embargo fue un gran guerrero como todos nosotros ¿¡Permitiremos que sigan mancillando lo que es nuestro!?
avatar
Tarja Turunen

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 01/03/2013

Detalles del Personaje
Títulos :
Renombre :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Evig snø el Jue Abr 04, 2013 1:53 pm

Evig sonrió para sí, su amigo tenía razón, el joven había demostrado coraje pero sus palabras sonaban vanas sin un buen historial de victorias y cabezas cortadas bajo sus pies. Tras las palabras de Olaf al rubio el cazador rellenó de cerveza su cuerno y el de Reidar, tras cedérselo volvió a susurrar:

- Te cubriré las espaldas mañana, confió que nuestro ''amigo'' presente el temple del que ha hecho gala hoy, Alda es algo tozuda pero quizás permita que hablemos algo más de dos minutos antes de mandarnos al fondo del mar -. Soltó una sonora carcajada y golpeó la espalda de su compañero.

Dejo de reírse cuando entró una mujer seguida de algunos hombres, esta comenzó a vociferar cosas parecidas a las de Eoh pero con una falta de respeto que de si por él fuera ya tendría una flecha en la garganta para que se callara.

- ¿A que viene esto? -. Preguntó a los suyos en voz baja, incluso iba dirigido a Alda que esperaba que quizás les dijera quien era aquella mujer. No la perdió de vista hasta que dejo de hablar, al parecer había problemas al sur pero ninguno de los presentes podía estar en dos sitios a la vez, si la joven quería un ataque por el sur tendría que debatirlo con Eoh ya que había planteado otra marcha por el norte, y el ambiente parecía indicar que los lideres estaban algo hartos y/o despreocupados por esos temas, al menos durante ese día...
avatar
Evig snø

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Eoh el Lun Abr 08, 2013 8:27 am

Eoh apreció la entrada y apoyo de una de las jefas de las tribus vecinas. A pesar de que el territorio de Eoh estaba muy al norte, casi en las tierras del Valle, apreciaba que alguien de las montañas sintiera lo mismo que él.

-Lo que dice tiene mucha verdad. Es verdad que somos tratados de "bárbaros". ¡¡Como si fuesemos animales!!. Nuestras constumbres son más antiguas, más poderosas. ¡Son ellos los bárbaros! ¡Unámonos hermanos y hermanas, para enfrentarnos en esta amenaza!. Después de todo, alguien tiene que tener el coraje para hacerlo algún día...- Dijo Eoh dirigiendose por última vez a la multitud. Encaró a los jefes uno por uno, mirando en sus ojos esperando respuestas. Pero nadie hablaba. Nadie decía nada. Nadie parecía respetar las costumbres: si alguien habla, es porque espera respuesta. Su actuación fue corta y ojalá eficaz. Eoh quería ser lo más directo posible para terminar con el asunto de una buena vez.
avatar
Eoh

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Creador el Mar Abr 09, 2013 3:07 pm

La entrada de la nueva líder y guerrera de una pequeña tribu, casi desconocida por los presentes, apenas había afectado a los presentes. Los bárbaros se mataban tanto entre ellos como contra sus enemigos e, incluso, más entre ellos pues los norteños estaban lejos y, en cambio, el vecino siempre era cercano y por ello muchas de las disputas que había entre ellos se remontaban cientos de generaciones en el pasado. Eoh, que seguía apostando por la invasión, no hizo más que favorecer la participación de Tarja pero en los rostros de los presentes el escepticismo era reinante... ¿Unos desconocidos querían ir al norte? ¡Ya iban todos los años y saqueaban! ¡Tomaban riquezas! ¿Que riquezas tomarían si acompañaban a Eoh? ¿Que podría ofrecerles Tarja?

-¡Mi tribu jamás irá tras los escudos de las vuestras!- el gran guerrero rubiasco se había levantado de nuevo para alzar su puño y enfrentarse a los dos recién llegados- ¡Iremos al norte! ¡Saquearemos y violaremos a las estrechas norteñas! ¿Quien viene conmigo?- y todos los leales a Alfrick se levantaron y lo vitorearon, alzando sus cuernos repletos de hidromiel para beber a su salud. Era un gran guerrero, era respetado y había traído riquezas a los suyos... Su palabra estaba fundamentada con los actos y no con promesas vanas y eso era lo que un sureño quería.

Alda, en cambio, se mantuvo en silencio, como era común en ella, pero no dudo en beber, sin alzarse, a la salud de Alfrick como signo de respeto. Eran de tribus diferentes pero ambos eran poderosos y se respetaban y no tenían motivos para enfrentarse, por el momento. La "Reina del Mar" seguiría con su camino, iría con los suyos al norte y saquearía... Seguramente a lo largo de aquel banquete tendría que decidir, con aquellos jefes con barcos, que zonas debían repartirse para atacar y ello solía acabar en peleas.

Unos pocos hombres se levantaron y se acercaron a Eoh y a Tarja, eran jóvenes en su mayoría y no serían mas de una decena pero inclinaron, levemente, sus cabezas y dijeron:

-Nosotros queremos acabar con el norte... Os acompañaremos- sus palabras, dichas en un tono normal, no querían llamar la atención en mitad de aquellos griterios. La fiesta continuaba y muchos sabían que, llegado el momento, tendría lugar el reparto de zonas costeras para atacar. Eoh y Tarja, como carecían de barcos, no podrían participar en dicho reparto.
avatar
Creador
Admin

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 18/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Reidar el Mar Abr 09, 2013 3:19 pm

Reidar se mesó su pequeña barba, no era la mas larga ni lustrosa de todas pero estaba orgulloso de ella... ¿Que pretendían esos locos? Si iban a pie desde Thardrëim tendrían que atravesar desfiladeros repletos de posibles asaltantes, pasar por encima de fortalezas que no habían podido conquistarse desde hacía mucho y Harald no dejaría que cualquiera pasara por sus dominios.

-Creo que será mejor distanciarse de esa chusma- dijo, a Evig, en voz baja para que solo él pudiera oírle- No tienen un plan, son pocos y carecen de barcos. No se en que estaba pensando para querer hablar con ese tal Eoh, iremos al norte y saquearemos la costa como hicimos la última vez, conseguiremos fama y gloria y con suerte podremos llegar a formar nuestra propia flota.

El plan de Reidar era bien conocido por su mejor amigo y por la tripulación, realmente era lo que cualquier bárbaro y pirata podía llegar a desear; Riqueza, honor, gloria y una muerte digna.

-Espero que nos toquen tierras ricas este verano - ellos, como miembros de la tribu de Alda, tendrían asignada una zona a la que ir y saquear, gozaban de muchísima libertad porque el navío era de Reidar pero este, para evitar morir en el nido de lobos que era Thardreim, se había unido a la Reina del Mar para conseguir un futuro próspero.

_________________


avatar
Reidar

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 31/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Tarja Turunen el Mar Abr 09, 2013 3:43 pm

Cerró los ojos ante la respuesta de todos, refunfuñó y abrió nuevamente los ojos para observar a ese tal Alfrick para mostrar una sonrisa y con ella misma los dientes. - Y si lo que hacéis fuese al revés... ¿Y si os saqueasen a vosotros? ¿Y si fueseis vosotros los violados? ¿Os gustaría veros acostados y forzados por otros? Somos Bárbaros eso nadie lo puede negar, pero hay mentalidades distintas, unos son líderes y otros simples bestias, tenemos aquí al más claro ejemplo. - Respondió ante las palabras que Alfrick había pronunciado para sus hermanos del sur algo que poco agradó a la rubia, alzó el brazo y señaló al mismo. - Te reto con una simple condición, aquel que gane obedecerá al otro, si soy yo quien sale vencedora nos acompañareis de lo contrario estaremos a vuestras ordenes.

Amenazó sin contemplaciones a uno de los grandes jefes, ella era conocida entre los suyos como una feroz y mortífera guerrera cuerpo a cuerpo, con una agilidad increíble a la vez que una gran velocidad, si él aceptaba todos los presentes lo comprobarían.

Sus tres acompañantes soltaron una gran carcajada también se trataba de grandes guerreros y de eso no había ninguna duda, solamente había que ver la fortaleza que mostraban. - Un gran guerrero como tú, no rehusara a este duelo de honor ¿No? - Preguntó relamiéndose lentamente los labios pasando con cierta sensualidad la lengua.
avatar
Tarja Turunen

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 01/03/2013

Detalles del Personaje
Títulos :
Renombre :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Evig snø el Miér Abr 10, 2013 1:13 am

Evig rió para si, realmente su hermano de hacha tenía un buen motivo para no hablar con aquella gente, se quedó en silencio cuando Tarja retó a Alfrick, aquel hombre no era de esos que se toman a la ligera un duelo, seguramente la mataría si entraba en trance de sangre por lo que la chica debía tener cuidado.

- Tienes razón, hacia tiempo que no cazaba norteños... mis flechas claman sangre. Oye Reidar ¿Crees que nos tocaran los riscos o la playa? El año pasado el reparto fue una mierda, casi no había gente, solo aquel campamento de mercaderes de pueblo -.

La pregunta tenía sentido, su función era explorar antes de que el drakkar ataque y aunque no se le daban mal las montañas prefería el bosque porque suele haber más gente, tras pensarlo detenidamente le preguntó a su líder:

- Mi señora ¿De cuantos barcos dispondremos? Si se me permite preguntar -.

Los barcos de los demás lideres eran buenos pero no tanto como los de la pelirroja, o eso pensaba Evig al menos.
avatar
Evig snø

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Eoh el Lun Abr 15, 2013 11:01 am

Lamento informar que por temas de tiempo no podré seguir participando en el rol :/ lo siento, sigan sin mi.
avatar
Eoh

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 09/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Creador el Vie Abr 19, 2013 5:03 am

Tarja había retado a un duelo a uno de los grandes líderes de Thardreim, dicha ciudad poseía varios jefes y cada uno representaba a una de las grandes tribus del mar, gentes duras y que vivían de la pesca y del saqueo en las tierras norteñas. Un reto en mitad del Salón de Asambleas no podía ser desatendido, sería una mancha terrible en la honra de cualquiera y los enemigos del líder no dejarían escapar aquella oportunidad para expulsarlo de su puesto.

-¡Luchemos!- dijo, el gigante rubio, alzándose con su cuerno de hidromiel para dar un gran trago y tirarlo al suelo cuando hubo terminado de beber- ¡Lamentarás tus palabras! - dicho esto alargó el brazo y un compañero de la mesa le tendió un gran hacha.

Con gesto prepotente y malhumorado salió del lugar, mientras todos a su alrededor hacían un corrillo para que pudiera salir sin ser molestado. Las peleas siempre tenían lugar afuera, no en el interior de un hogar, pues era un signo de falta de respeto hacia los hombres y los dioses pelear bajo techo y esto era algo que Tarja sabía.

Ya fuera un grupo de allegados a Alfrick hizo un círculo en mitad de la plaza que había frente al salón, que era un edificio de una sola planta de madera con una techumbre- también de madera- a dos aguas. Un hombre, experto en leyes, se puso en mitad de aquel corrillo y con voz clara y poderosa habló diciendo:

-¡Cada luchador tendrá dos escudos!- dicho esto todos pudieron observan como, a cada lado del corro, depositaban dos escudos- ¡Cada guerrero podrá tomar el arma que pueda llevar con una mano! ¡Luchad hasta que uno de los dos caiga gravemente herido!

Dicho esto aquel hombre, de mediana edad y afeitado, tuerto de un ojo, se alejó del interior del corro y se situó a un lado de este, para observar el devenir del combate. Alfrick, un hombre que bien podría llegar a los dos metros, era todo un gigante para aquellas gentes y portaba tanto el escudo como un hacha que, para un hombre común y corriente, sería de dos manos. Llevaba una cota de mallas de mangas cortas que cubría su torso y sus hombros, así como unas botas y unos pantalones de cuero que bien podrían suponer una protección adecuada frente a los cortes.

Las gentes del lugar, que eran mayormente de la tribu de Alfrick, no paraban de gritar y de dar ánimos a su jefe y en sus miradas se veía que confiaban plenamente en la victoria de su jefe. Las apuestas corrían entre las filas de los bárbaros en aquellos momentos y pocos daban algo por la extraña y desconocida mujer.

Dando golpes a su escudo, a una distancia de unos cinco metros, Alfrick buscó intimidar con su mirada y sus alaridos de furia a la jefa.

Spoiler:
OFF: Espero que todo se entienda, hice que todo corriera "rapido" para avanzar mas y bueno, dado que luchas contra un pnj pues pondrás tus acciones de combate y yo dictaminaré su resolución. Si haces algo que requiera del azar o que no tenga muy claro como podría resolverse pues te pediré que tires un dado.

Mientras aquello sucedía, Evig le habló a Alda y esta, con gesto de sorpresa, le respondió diciendo, tras observar como Tarja retaba a Alfrick a un duelo:

-Nuestra tribu posee una treintena de barcos pero, hombres libres como vosotros, pueden hacer que lleguemos a movilizar alrededor de cincuenta- se refería a barcos como los de Reidar, pertenecientes a uno o varios hombres y que, aunque leales a una tribu, actuaban por libre. Los otros barcos eran propiedad exclusiva de la tribu y su tripulación, así como destino, eran dispuestos total y absolutamente por Alda, al ser la líder de aquellas gentes.

La voz de aquella mujer no sonó ni molesta ni amistosa, parecía tener la mente en otra parte y no era para menos pues la aparición de Tarja y Eoh había perturbado la "tranquilidad" de aquella sala. Aunque era normal que Alda, de fuerte carácter, hablara con los hombres y bebiera con ellos, como una más y sin aires de grandeza.

-¡No pienso perderme esto!-Sentenció, levantándose de su lugar y dejando buena parte de su comida y de su bebida, para ir a ver lo que ocurría con el duelo de Alfrick y Tarja- ¡El último que lucho contra Alfrick perdió una mano! - la mayor parte de los hombres y mujeres de la sala salieron para presenciar aquel duelo.

avatar
Creador
Admin

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 18/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Reidar el Lun Abr 22, 2013 6:28 am

Reidar se levantó con una gran sonrisa en el rostro ¡Una lucha! Hacía mucho que no veía a dos líderes pelear- dos días para ser más concretos- y deseaba ver como Alfrick destrozaba a esa recién llegada, ignorante e ilusa como poco. No apostaría en aquella ocasión pues casi nadie daba nada por Tarja y no iba a ser él el estúpido que perdiera su bolsa por apoyar a una desconocida sin renombre alguno.

-¡Evig! ¿Vienes a ver el duelo?- no había mucho más que decir al respecto, el resto de la tripulación ya había cogido sus cosas y había salido al exterior del gran salón para ver el duelo. Nadie había dado permiso pero eran bárbaros, hombres libres, que hacían lo que querían cuando querían y como querían. Todos mantenían un fiel respeto al resto y, mientras este estuviera presente, todo iría sobre ruedas.

Spoiler:
OFF: Si vemos que el combate tarda mucho, haremos como que ha terminado en otro tema y seguiremos roleando por nuestra cuenta.

_________________


avatar
Reidar

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 31/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Evig snø el Mar Abr 23, 2013 3:17 pm

Reidar se levantó corriendo y Evig hizo lo mismo, aunque fuera un hombre tranquilo gustaba de una buena pelea como el que más, eso si, fue el último en salir pues no tenía prisa por ver como Alfrick reventaba a la chica, ya lo había visto otras veces.

Cuando salió de la tienda cogió su arco y las flechas pues aun estaban preparando las armas y el circulo de sangre para la pelea, cuando llegó junto a Reidar tanteó una de las flechas y tras sentirse seguro aun recibiendo empujones y alguna salpicadura de cerveza la soltó.

- Te apuesto una cerveza a que gana Alfrick -. Realmente no era una apuesta sino una afirmación pues el bárbaro ya estaba entrando en estado de furia y cuando eso pasaba hasta los caballeros de emblemas azules del oeste temblaban al verlo.
avatar
Evig snø

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 01/04/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Tarja Turunen el Vie Abr 26, 2013 9:24 am

La rubia se encontraba frente al gran líder bárbaro, rodeada por toda la tribu y con una sonrisa en el rostro a pesar de estar apunto de dar su vida por una causa aparentemente justa. -No me importará morir por mi pueblo. - Mencionó antes de girar la cabeza para observar a sus tres hombres que se encontraban tranquilos ante la multitud ¿Realmente había algo que temer? Ella conocía de leyendas a Alfrick, sin embargo ella partía con la ventaja de que nadie la había visto nunca luchar y es una de las bases que usaría en el combate.

Una espada plateada sobrevoló las cabezas del corrillo hasta alcanzar las manos de la joven tras ser lanzada por Gannicus, su más fiel compañero y aquel que protegería su vida en cualquier situación menos en esta... Todo Guerrero debía protegerse solo en un duelo. Ella no lucharía con sus famosas dagas contra aquella bestia, la sujetó con la diestra y golpeó varias veces al aire, parecía ser bastante ágil y golpear con cierta velocidad. Dio varios saltos cambiando de pie en cada uno de ellos para calentar todos los músculos, si quería seguir con vida debía hacerlo.

Tomó una posición más bien rara al ponerse de cuclillas y observar al líder desde el suelo prácticamente alcanzó el escudo con la siniestra y golpeó tres veces el acero contra el mismo poniéndose nuevamente de pie. - Podemos empezar si así lo deseas. - Al fin Tarja estaba preparada para afrontar aquel reto, sabía que nadie aparte de sus hombres apostaría por ella y es por aquella misma razón por la que haría cambiar de parecer a todos los presentes, mostrando como luchan los Tûrunen.
avatar
Tarja Turunen

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 01/03/2013

Detalles del Personaje
Títulos :
Renombre :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Creador el Vie Mayo 03, 2013 4:58 am

Spoiler:
OFF: Perdonad la tardanza.


Alfrick sonrió pero no dijo nada más, simplemente cargó con todo su poderío para dar unos cinco pasos y lanzar, con fuerza y brutalidad un poderoso tajo descendente tras voltear sobre su cabeza su espada. Dicho golpe cortante descendería desde su testa hasta la propia Tarja, a la altura de su frente, para segarla por la mitad, aunque el combate no era a muerte, mientras que, con su escudo, lanzaría un poderoso empujón tras el tajo para desequilibrarla y tirarla al suelo. Recibiera o no aquel corte, el envite de aquel guerrero era poderoso pues era mas grande y fuerte que ella, ni se dignaría a mover su arma pues la carga, al ser de frente, le permitía empujar por esa dirección a la guerrera.

Alfrick era alto, fuerte y, además, rápido. Poseía un conjunto de virtudes que eran muy difíciles de igualar y aunque tampoco era una liebre, sus ataques y movimientos eran mucho mas certeros y veloces que la media. Los guerreros alrededor del campo observaban expectantes pero muy pocos daban por hecho que aquella mujer fuera a salir de una sola pieza de aquel duelo...

Ambas espadas, bastardas, podían ser empuñadas tanto con una como con dos manos pero Alfrick llevaba la suya con tanta normalidad como si de una daga, en cuanto a peso, se tratara.

avatar
Creador
Admin

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 18/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Tarja Turunen el Sáb Mayo 04, 2013 6:05 am

Bajó la vista hasta alcanzar la empuñadura del arma, cerró los ojos a la vez que sonreía y los volvía abrir para sujetarla con tranquilidad y prácticamente sin hacer fuerza, dejó caer el peso del arma hasta alcanzar el suelo en ese mismo instante inició a la carrera a la par que Alfrick.
Al fin esos dos líderes colisionarían de frente en una campaña que ganaría de todas el hombre y de eso estaba segura, así que no era su intención correr hasta alcanzarlo, al estar a poco más de dos metros y con Alfrick ya cargando la espalda subiéndola hasta su testa se impulsó sobre su pierna izquierda que justamente era el pie que tocaba apoyar ahora mismo aquello conseguiría darle la inercia suficiente para ser propulsada hacía el lado siniestro del guerrero con el cuerpo al frente lanzándose de esa manera en plancha. Evitaría de primeras el golpe y a su vez las siguientes acciones, sin embargo la única intención de aquella evasión no era solamente esa, si no que en pleno salto intentaría golpear con el escudo a la altura de la rodilla por la parte lateral para así conseguir desestabilizar al coloso, si lo conseguía era todo un logro y si no habría evitado un ataque prácticamente mortal así que ese no era el problema.

Había que decir que Alfrick era, de todo menos lento sin embargo Tarja sabía moverse por igual, se trataba de una mujer ágil, rápida y aparentemente lista a la hora de pensar estrategias en momentos complicados, aunque quizás le faltase fuerza lo compensaba con otras cualidades no menos importantes a la hora del combate.
avatar
Tarja Turunen

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 01/03/2013

Detalles del Personaje
Títulos :
Renombre :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Creador el Vie Mayo 10, 2013 7:33 am

Tarja, con su salto, logró esquivar con maestría aquel envite inicial de su enemigo, de esta guisa logró colocarse justo a su vera, en el lado siniestro de Alfrick, para asestar un empuje con su escudo pero aquel guerrero era todo un veterano y vio venir aquel golpe por lo que interpuso su propio escudo y evitó así caer desestabilizado. Girándose, para encarar a Tarja, lanzó un poderoso empuje con el arma, dándole igual hacia que o hacia donde le daba y luego intentaría sesgar a su rival con un tajo que iría de su diestra a su siniestra por lo que su ataque anterior habría sido un mero anzuelo.

Estarían encarados, ambos eran igual de rápidos pero Alfrick superaba en veteranía y en los demás atributos a la joven líder guerrera.

OFF: Responde ahora como te proteges del movimiento y yo daré el resultado, perdona la tardanza y si es muy cutre pero no estoy inspirado.
avatar
Creador
Admin

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 18/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Tarja Turunen el Lun Mayo 13, 2013 5:22 am

Justo se encontraba en el flanco de Alfrick habiendo salida ilesa de la primera contienda pero al parecer todo aquello ya entraba en la mente del guerrero y parecía como si lo hubiese ingeniado él para estar ambos más cerca de lo que ella hubiese querido estar.
Alfrick logró protegerse con el escudo y se giró para darle frente.

Levantó la cabeza para observar los ojos del guerrero, retrasó la pierna izquierda para tener un punto de apoyo y avanzó el torso para perder distancia con él y que tuviese así menos trayectoria a su vez el golpe de Alfrick llegaría antes de lo esperado y tendría más tiempo de reacción. Justo en el momento que adelantaba el torso interpuso la espada provocando el choque de los aceros y el estallido de chispas para así impedir que pudiese hacer otro movimiento. A pesar de tener "Controlada" la situación si seguía así enfrentándose a la fuerza acabaría perdiendo y ambos lo sabían.

Faltaba saber la reacción de los invitados a presenciar aquel combate que depararía el futuro de los acontecimientos y quizás incluso perdiendo pero mostrando garra alcanzaría los corazones de los bárbaros.

[off= Esto es lo que debería pasar según yo escribo, ahora queda en vuestras manos la resolución.]
avatar
Tarja Turunen

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 01/03/2013

Detalles del Personaje
Títulos :
Renombre :

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La Reunión

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.